Fascinación Acerca de challas por mayor

94 ron demoler parte del edificio arguyendo que no había dejado los metros de vereda suficientes. Enfurecido e impaciente, Massoud atacaba con vehemencia al corregidor democratacristiano Alberto González y a todos los regidores que no estuvieran con él. El diario El Labrador de esa época fue el medio que almacenó exquisitas batallas verbales entre entreambos bandos, las que subirían de tono cuando el empresario consiguió la certificado tan deseada. Fue el 19 de abril de 1967 cuando se le entregó el permiso provisorio al Palace, a condición de que cumpliera con ciertos requisitos básicos. Sin bloqueo, poco después Massoud no obstante tenía licencia para el flamante cinematógrafo. Cómo pudo suceder esto? De acuerdo al concejal Alberto González, lo que ocurrió fue una avivada del empresario, que pagó la registro a un funcionario municipal antaño de tener la aprobación del Servicio Eléctrico, del Servicio Doméstico de Lozanía, Carabineros, de la Dirección de Obras Municipales y de otros servicios que debían adivinar el gastado bueno para su funcionamiento. Indignado, detuvo momentáneamente su funcionamiento. Frente al no cumplimiento del propietario del Cine Palace de los requisitos aunque indicados, el suscrito anuló la licencia que a un funcionario se le canceló, no obstante lo perentorio del acuerdo de la sesión extraordinaria de vencimiento 19 de abril de 1967, que exigía trámites que resguardan el interés de la colectividad ( ) El derecho del propietario Bancal y es condicional hasta la data, no obstante que personas no constaten el cumplimiento de los instrumentos constitutivos de la condición ( ) El funcionario que procedió a efectuar el letra de la patente, sin constatar los requisitos que habilitaban el nacimiento del derecho obró al beneficio de la condición y su conducta en ningún caso, a mi parecer, le otorga el derecho al propietario del cine para funcionar, por cuanto las condiciones que se exigen para el funcionamiento de un teatro que en la especie no se han cumplido, se establecen con el único y exclusivo objeto de velar por el manifiesto asistente a una sala de la categoría objeto de la dilucidación 219.

¿Estás interesado? Rellena el sucesivo formulario para solicitar entrada a nuestra plataforma online de saldo directa a Profesionales. Navega por nuestro amplio catálogo de toallas de microfibra al por mayor y realiza tus pedidos de forma cómoda y sencilla, accediendo a tu tarifa de cliente y al stock en tiempo Positivo.

68 La primera estrella del radioteatro en hacerse presente en la ciudad de los cuatro diablos fue Luchita Botto. Estandarte del tipo en Valparaíso, extendió luego su trabajo a Santiago y de ahí al resto del país. En función de peculiar y Indeterminación del 13 de octubre de 1946, presentó El inmortal perdón, flamante de Arturo Moya Grau 179, otra figura del radioteatro y que aún Cuadro su marido. La crítica de El Labrador fue tan lapidaria como interesante, pues ponía en evidencia la inspección sobre el arte de un sector importante de la sociedad Circunscrito. Ay, en presencia de ciertos absurdos no sabemos, a veces, qué cuadra más: si una lástima infinita, un estallido de indignación o una franca carcajada. Si Moya Grau, fuese un dramaturgo que poseyera pero todos los fortuna de la composición y lograra emplearlos con oportunidad, diríamos que esa parte de la obra le resultaba muy cachas. Ganadorí lo sintió el notorio, que posteriormente de acaecer aplaudido a los actores al principio de la obra, se mostró frío y desilusionado. No podía ocurrir otra cosa delante aquel contrasentido inaudito, ese término escandaloso del drama de Moya Grau, tan desconocedor a los principios en que pretendió basar la obra y tan remotamente de los objetivos educadores que debe tener toda composición teatral, si desea guatar una finalidad estética y contribuir, indirectamente, al mejoramiento de la sociedad 180. A pesar del duro proceso, la compañía de Luchita Botto y Moya Grau volvería en 1948 con El Noveno Mandamiento 179 No es baladí la comparación entre el radioteatro y las telenovelas, lo que se comprueba en que Arturo Moya Grau, figura central de los radioteatros se convirtió en el principal escritor y director de teleseries en los años setenta y ochenta.

22 En ese caldo de cultivo la ópera se hizo costumbre. Las compañías se quedaban en Ají durante meses, cubo que el transporte desde Argentina se hacía a lomo de mula. Copiapó y Valparaíso fueron las primeras ciudades en contar con espacios aptos para la ópera, verdaderos teatros edificados por la opulencia minera en la zona, en el primer caso; y por su condición de ciudad puerto, con inscripción presencia de inmigrantes 66 y una actividad comercial frenética 67, en el caso de la segunda. Santiago fue la tercera en sumarse a esta fiebre operática al inaugurar el Teatro Municipal en 1857 con una capacidad total de personas. Las tres ciudades se habituaron a estos espectáculos que arribaban solamente en temporada de invierno europeo. El resto del tiempo, el Municipal se veía iluminado con recitales líricos y poéticos, veladas bufas, bailes de auxilio, zarzuelas y teatro. Era evidente luego en esta época que ayudar un espacio como el Municipal costaba una fortuna, y si correctamente la subvención municipal era contundente, las diferentes concesiones debían despabilarse mecanismos como la importación de palcos para suplir la merma, afectada aún más por el infeliz incendio de 1870 que dañó casi enteramente el edificio. Aún Figuraí, desde 1857 a 1900 se estrenaron 63 óperas y se cional de la Cultura y las Artes, 2010, p Valparaíso fue la ciudad chilena que mayor núexclusivo de extranjeros atrajo cerca de fines del siglo XIX y, de entre ellos, los españoles ocuparon posiciones de avanzadilla. Navarro, C. & Estrada, B., Migración y redes de poder en América. El caso de los industriales españoles en Valparaíso en Revista Complutense de Historia de América, vol. 31, 2005, p Valparaíso es el puerto principal de Ají, la Nueva York de la costa pacífica de Sudamérica, siendo el mejor punto de negocios en la costa oeste (...) Tiene más o menos de 150 mil habitantes, pero su comercio es dos veces mayor que cualquiera ciudad de su tamaño en los Estados Unidos.

La sala de basura cuenta con el equipamiento necesario para el almacenamiento de las basuras, agua potable para el aseo e higiene de la sala. Posee un adecuado aislamiento para impedir escapes de olores o gases al extranjero. Los ductos de basura cuentan en su parte superior con una challa de agua controlada por una llave de paso ubicada y rotulada en el pasillo del primer piso, la que es usada cuando se requiera hacer el aseo e higiene del ducto o por incendio Precauciones. Los usuarios no deberán introducir manos o cualquier parte del cuerpo a través de la tolva, por cuanto es altamente riesgoso por la posible caída de objetos contundentes de algún asfalto superior. No se deberá arrojar al sistema de ductos, papeles encendidos, utensilios de vidrio, tarros de aerosol, botellas plásticas, ni ningún producto químico o combustible. La Sucursal deberá recolectar desde los departamentos todo aspecto de desecho que no puede ser eliminado a través del ducto. Siempre se deberá utilizar bolsas plásticas cerradas para eliminar las basuras desde las tolvas.

12 privados persiguen racionalmente la maximización de sus intereses 27. En este último caso, el centro de la integración social no sería el espacio del teatro, sino que el mercado. Pero en el caso de Melipilla, el Mercado tuvo descenso importancia, conveniente a su poca duración por los ya lejanos inicios del siglo XX 28. Incluso la contemporáneo Feria 29 emerge cuando ya existe propiamente una generalización del caudal capitalista como forma de coordinación económica. Sin bloqueo, es menester destacar el aspecto socializador eminentemente ritual de la feria contemporánea chilena, del ver y estar al igual que en los teatros, donde los individuos salen a su armonía en el ámbito de las relaciones cara a cara Op. cit. Cousiño, p Gracias a la revisión de prensa que realizamos a lo prolongado de la investigación, hemos podido identificar que, efectivamente, en Melipilla hubo un Mercado Central de la ciudad, sin embargo, éste tuvo una duración breve, remontándose a la plazo de 1910 (ver página 72). 29 Existe información contradictoria respecto de la aparición de la Feria Osado en Melipilla. Hernán Bustos, autor de Historia de Melipilla, data la creación de la primera feria libre de la ciudad el 2 de febrero de 1947 (al respecto: Bustos, Hernán, Historia de Melipilla, Melipilla, Ají, Ilustre Municipalidad de Melipilla, 2010, p. 231). Sin bloqueo, de la revisión de fuentes documentales, hemos podido establecer que el origen de la primera feria atrevido al menos la primera del siglo XX data de Ahora perfectamente, lo que actualmente se conoce como la Feria Atrevido de Melipilla corresponde a la Asociación Gremial de Ferias Libres y se fundó en El emplazamiento que ocupan las transacciones monetarias en la Feria debe ser matizada asimismo a través de otras dos prácticas realizadas a diario en estos espacios de coincidencia social, que son el fiar de los feriantes a aquel amigo o conocido sin cobrarle intereses, lo que no sería propio de una Bienes propiamente monetaria. Y la dinámica variación de los precios en cuestión de pocos minutos, por razones que muchas veces no tienen que ver con el graduación de la demanda ni con el valencia de cambio, sino con el valor de uso de los productos. Siempre los precios al inicio de la Feria son los más caros, esto porque se pueden conseguir los mejores productos en ese momento, y no en torno a el final. Por lo tanto, la escasez no hace subir el valencia de los productos, sino, muy por el contrario, estos bajan fuertemente acertado a que los que van quedando son los de peor calidad.

En Santiago de Pimiento, existe también el Palacio de la Alhambra, construcción que data de 1860 y que fue edificada tomando utensilios de su homónima hispana. operario del proyector se robó varias piezas y huyó a Santiago. Como no pudieron encontrarlo pronto, el cinema tuvo que detener por una semana su habitual funcionamiento. Prologados por una mala nube, los del Alhambra sintieron asimismo la incomodidad evidente de utilizar un galpón reacondicionado a medias. clickea aqui Las quejas les llovían por parte de una comunidad que si aceptablemente no había tenido anteriormente un palacio, al menos contó con algo más limpio que una cortina blanca para demarcar la frontera entre las butacas y la calle. Tan precario mecanismo dejaba entrar mucha fuego del extranjero y cuando era descorrida las pifias se multiplicaban, sin embargo que Cuadro imposible ver claramente lo que sucedía en el telón. A causa de esta situación, la empresa no tuvo otra opción que arrendar el antiguo Circunscrito de calle Valdés, donde antiguamente funcionó el Apolo y el Melipilla. Ya instalados, lograron tener una cartelera nutrida e innovar con un factor que sería decidor en la entretención de varias generaciones: las series. Hasta ese entonces, habitualmente se proyectaban películas que comenzaban y terminaban en una función o, a lo sumo, dos, pero con las series provocaron que una historia se extendiera en una seguidilla de capítulos donde el amor y las aventuras serían los principales temas. Algunas como El Hombre de Hierro, estelarizada por William Duncan y Edith Johnson, gustaban a un divulgado que se prendaba de cada final en que no concluía carencia y dejaba la tensión en vilo hasta la posterior semana. Fue el Alhambra todavía hornacina para diversos encuentros. Los hubo políticos, como la concentración progresista que apoyó la candidatura presidencial 72 73

73 Con el acaecer de los abriles no solamente sería el puntal de grupos musicales, sino un cierto impulsor de la guitarra en la ciudad 190 y singular de los precursores y protagonistas del festival más importante realizado en los teatros en Melipilla, pero para eso aún eludiría tiempo. Unos primaveras pequeño que Sagredo, y sólo dos semanas antaño de este mítico acercamiento con el trío de boleros Los Panchos, otro niño viviría una gran emoción propia de aquellos tiempos. Fue en la Fiesta de la Primavera, cuando la tradicional celebración organizada ese año por el Cuerpo de Bomberos, y liderada por su comandante Oscar Núñez, bullía con competencias deportivas, festejos en el teatro, corsos, carros alegóricos adornados, obras de ayuda, música en la Plaza de Armas, murgas y comparsas, y el diversión del mejor disfraz pueril en que un muchacho de 8 años sacó el segundo emplazamiento. Su nombre: Ramón Núñez Villarroel, el mismo que primaveras después se variaría en primera figura del teatro nacional y, décadas más tarde, en Premio Doméstico de Arte, mención teatro 191. Núñez Cuadro hijo del concurrencia de las tablas que de manera amateur se había cultivado incipientemente desde los primaveras vigésimo en el pueblo melipillano. A mi padre le gustaba mucho el teatro y yo crecí en un medio donde se hablaba mucho de teatro, se hablaba de chascarros, cuentos, anécdotas, historias divertidas de cuando mi abuela iba con la empleada con canasto con sanguches y empanadas para que no les diera fatiga con tanta comedia. Se demoraban un año en levantar 190 Al respecto revísese el artículo: Cabrera, Valeska Historia de la Guitarra Clásica en Melipilla I y II en Tribuna Pública, Año VI, núm.

90 nasio bomberil. Y aunque pareciera sin sentido un incendio en el cuartel de Bomberos, sucedió. Razones para la propagación del fuego hubo tres: a) de los grifos no cloruro sódicoía agua, b) las acequias colindantes ni tenían agua y, c) a esa hora estaba suspendida la presión de agua potable hasta el mediodía del día posterior. En 20 minutos se extinguió un perímetro que solamente ese año había alojado a la Fanfarria Sinfónica Doméstico y a figuras de la Nueva Onda como Patricio Renán y Maitén Montenegro. Y acontecerían cero menos que 25 abriles para que el pabellón del Cuerpo de Bomberos de Melipilla volviera a tener techumbre 212. La situación Cuadro tensa. Por estos días, un Conjunto de vecinos insertaba sus nombres en El Labrador para expresar su solidaridad con el regidor Carlos Agüero y su repudio delante los injustos, groseros y cobardes ataques de Radiodifusión Ignacio Serrano 213. El texto agregaba que como melipillanos nos avergonzamos de la bajeza, ruindad y asquerosidad a que ha llegado la Radiodifusión para atacar a quienes han cumplido con su deber al defender los intereses del pueblo 214. Como corredor único, sin la Escuela Parroquial y sin el pabellón bomberil, el Serrano quedó solo en el camino, pero no con los mismos problemas de siempre, sino peores. El 5 de marzo de 1968, el alcalde González solicitaba a Massoud la deducción de los precios de las entradas, porque esta alcaldía estima que el Gran pantalla Serrano está cobrando precios exorbitantes, no obstante que el estado en que se encuentra el teatro que no ofrece las más mínimas comodidades al divulgado y acompañado de la mala ca- 212 La reinauguración del Estadio del Cuerpo de Bomberos de Melipilla fue el 10 de enero de El Labrador, 3 diciembre de El Labrador, 3 diciembre de lidad de las películas que se exhiben en el séptimo arte Serrano entraría en la categoría D 215.

Sin bloqueo, con el fin de que sean eficaces, los radiadores de cualquier tipo se calientan, especialmente en su frente metálico. Si hay posibilidades que personas de permanencia destacamento, enfermas o niños pequeños, se queden solos en la proximidad de un radiador, se deben tomar precauciones para afirmar que no puedan tener un contacto prolongado con el artefacto. Recomendamos que se coloque una protección en torno a del radiador, como es habitual con algunos tipos de mecanismo de calefacción en circunstancias similares No cubra las superficies del radiador y no obstruya las rejillas de horizontes de meteorismo, luego que puedan provocar temperaturas excesivas que pueden ser peligrosas. Por ejemplo no coloque ropa, tejidos o cualquier material combustible sobre el radiador, deje como leve un espacio de 250 mm entre las cortinas y la parte superior o 75 mm de los extremos del radiador, y no permita que se empuje ningún mueble contra el radiador. No intente mover el radiador. No se siente o apoye en el radiador. No derrame liquido, sobre el artefacto. Si lo hace, asegúrese de apergaminarse acertadamente los sectores mojados para evitar posible oxidación. No introduzca objetos, a través de la rejilla.

87 El Comercio, 20 de diciembre de el sur de la ciudad; y una pequeña sala en Valdés donde estaba el primer biógrafo melipillano: el Royal. La compañía de Francisco Lueje y Ramón Roza, empresarios españoles, era propietaria de esta sala ubicada al costado sur de calle Valdés, entre Ortúzar y Silva Chávez, bajo el nombre de Biógrafo Royal, sitio bienvenido aunque insuficiente para dar cabida a espectáculos mayores. En virtud del avance y potencial del séptimo arte, Campeóní como el deseo de la sociedad melipillana, los empresarios decidieron impulsar una muralla de la sala, expandiendo aquel espacio de manera considerable. Con esta amplitud consiguieron lo que querían: un teatro. Aquí no vienen compañíVencedor de zarzuela por error de Específico; ahora no obstante lo tienen i será fácil que nos visiten. Pronto se emprenderá la construcción del proscenio i demás trabajos que sean necesarios si antes no los toma de su cuenta algún empresario, a fin de conseguir el Particular en mejores condiciones. Felicitamos al señor Roza por la feliz idea que envuelve un paso de progreso para la ciudad al dotarla de un Teatro, que nos atraerá buenos espectáculos de los cuales carecemos con detrimento de la pubescencia por largas temporadas. No olvide la Comisión de Fiestas del Centenario esta magnífica disposición de los señores Lueje y Roza 88. Claro que Lueje no estuvo ahí cuando se consumó el espacio amplio de lo que escasamente fue una sala y se dieron los primeros aplausos que resonaron en aquella bóveda mayor. Andaba de delirio en Europa, y solamente al llegar a través del barco Aragón tras surcar el Atlántico, se enteró del éxito de la operación. Su 88 El Comercio, 27 de marzo de

54 Con la tolerancia del Serrano, Melipilla existiría por primera ocasión el choque entre dos empresas administradoras de teatros, dado que el Esmeralda seguía activo y dispuesto a acertar la batalla. Y lo que se vivió fue lícitamente una contienda, en que cada singular hizo su mejor esfuerzo, tanto en la cartelera como en la publicidad. El Teatro Esmeralda pagaba publicidad al periódico El Labrador por resistir avisaje en portada y se anunciaba como el que tenía el mejor audio de la zona, en tanto el Serrano ocupaba las páginas interiores declarándose el mejor séptimo arte-teatro del Unidad. La pugna tomaría un año en dilucidarse y lo haría en beneficio del Serrano. A su cortesía, los De la Presa dispusieron de una nutrida programación de séptimo arte, con lunes populares, funciones gratuitas para los clientes de sus tiendas, viernes femeninos, seriales y películas protagonizadas por Marlene Dietrich, Carlos Gardel, Clark Gable, Greta Garbo, Clive Brooke, Boris Karloff, acogiendo todavía las principales celebraciones locales, como la Fiesta de la Primavera de diciembre de ese año, con una velada bufa donde el foco del seguidor recayó en la presentación de Olga Donoso, gran suerte del momento. Los De la Presa sabían que si querían reinar debían acordar solos en competencia y dar vida a su flamante construcción con visitas de la talla de la compañía de comedias y sainetes Puelma- Buehrle, la compañía argentina de sainetes de Carlos Valicelli con Mustafa, El Conventillo de la Paloma y La Casa de los Adulterios, que el manifiesto correspondió como acostumbra a hacerlo cuando se le ofrecen espectáculos como éste de indiscutible valor 147. En noviembre de 1933 se inauguraron los jueves femeninos con la película Las mujeres necesitan inclinación, proyecciones a las que accedían por la medio del valencia de la entrada.

96 Leones, el Asociación Arturo Prat, la rama de arte y Civilización de Soinca, el conjunto folklórico Pomaire, mientras se mantenían las sempiternas organizaciones como el Cuerpo de Bomberos. Tenían en ese entonces las celebraciones un lado donde realizarse, como el cloruro sódicoón municipal, y el espacio divulgado vibraba con los carnavales y fiestas de la primavera, los chalilones y la Novena del Irreflexivo Alá. Estas últimas atraían a cientos de personas a representaciones teatrales que se hacían de pasajes bíblicos. Para muchos niños de la ciudad fue su primera experiencia como espectadores de algo cercano a un acto teatral. Jorge Martínez, estudiante de la Escuela Parroquial con 10 años para 1968, Bancal individuo de ellos. Ibamos siempre a la Plaza de Armas a lo que mi mama llamaba los chalilones, que era esta cosa de challas, cuchuflíes y darse vueltas en la plaza. En algún momento los chalilones se acompañaban por la Novena del Inmaduro Alá, previo a la Navidad. Son los primeros saludos artísticos que tengo de suceder manido una representación, a partir de caricaturas, imágenes, estructuras de monos que se ubicaban frente a la catedral presente. Se montaba un escenario precario, que para nosotros Bancal maravilloso, con frase y todo, y se contaba una historia que tenía un componente bíblico, iba todo Melipilla, la Clan se reía y se celebraba todos los abriles. Nacían todavía encuentros como el Carnaval de la Alegría y el Festival In 70, organizados por la JUM, todos en el Cinema Palace. Por qué en el Palace? Porque con un Específico donde cabían personas y con la decisión de un patrón que pretendía hacer prevalecer su negocio, Cuadro un sitio privilegiado para beneficios, festivales y encuentros que se presentaran en Melipilla.

Al respecto: Cousiño, Carlos, Los rasgos más propios del carácter chileno en Los Chilenos y la Identidad. La UC mira a Pimiento, Santiago de Chile, PUC Chile, 9 de septiembre de Acondicionado en: (Revisado en: diciembre de 2011). lo describían los periódicos de la época, conveniente a la ingesta de pimple, los bailes y sus formas de comportarse: A pesar de que el Programa decía que se permitiría el establecimiento de fondas para la liquidación de bebidas anti-alcohólicas, hemos presenciado personalmente la alboroto que ha sufrido en esto el widget y no podemos menos de protestar enérjicamente del Desmán. Esas fondas, con su repugnante compañía de hombres y mujeres embriagados, con bacanales impropias de un pueblo civilizado, empañan el brillo de las fiestas patrias y propenden a desgradar el espíritu de nuestro pueblo. Y lo más deplorable aún, es que no solo el roto brilló en esas orgíCampeón, sino incluso personas educadas y menores de edad hijos de respetables familias. Con tal motivo se produjeron algunos desórdenes aún en el centro de la ciudad que denigran la Civilización social y ofenden la moral pública. Tal conducta es mui censurable 85. Entre italianos y españoles, eran estos últimos los que más influencia tenían en la ciudad, dando vida a grandes almacenes, a la banca, a casas de préstamo, barracas, fábricas de gaseosas y distribuidoras de morapio. De esas comunidades que conformaban la élite Específico surge entonces una carencia. Estaban correctamente los salones para reunirse, las casas y sus salas de estar, pero se necesitaba algo más conspicuo para alojar operetas, pequeñVencedor obras de teatro y el novedoso biógrafo, poco que por fin sacara los actos públicos y a beneficio de la Plaza de Armas y de las carpas de circo que amablemente cedían las numerosas 85 El Comercio, 24 de septiembre de

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *